domingo, 31 de marzo de 2013

Sudafrica, electrónica en las venas


Si previo al último mes pensáramos que Sudafrica tenía si quiera una escena electrónica similar a la de Guatemala, no nos hubiese pasado por la mente escribir este artículo.  Mucho menos habríamos pensado que probablemente el país tuviese una escena más fuerte que lugares como México, Perú, China, Francia o Colombia entre otros.  Y es que para esto, primero hay que cuestionarnos que significa realmente tener una cultura electrónica.  Si lo que pensamos es en medir a cantidad de artistas famosos, definitivamente esta no es la respuesta, de muy poco le sirve a Estados Unidos jactarse de tener una cultura musical fuerte por el simple hecho de tener a un Skrillex o festivales como Ultra u otros similares……  Que por cierto no queremos decir que los gringos no tengan una cultura musical, sí que la tienen, pero no proviene de esto.  Una cultura musical es cuando una sociedad responde y se identifica con un sonido y tiene un nivel de conocimiento sobre él.  Se interesa no solo por el nombre, sino por la propuesta.  Cuando el apoyo al talento nacional es igual al internacional y cuando todo un sinfín de factores como disqueras, fiestas, festivales, carreras y artistas se unen para realmente darle peso a la propuesta musical y hacer que un grupo grande se identifique no solo con la música sino con la filosofía detrás.

Lo cierto es que cuando vimos el video de Resident Advisor sobre la escena de música electrónica en Sudáfrica y una de las frases iniciales fue: “Aquí vende 10 veces más un disco de House contra cualquier artista Pop”, el país obtuvo nuestra atención de inmediato. 

Hay una infinidad de razones por las que les podríamos decir que Sudáfrica tiene una cultura electrónica, Bodycode, Culoe de Song, sus festivales y fiestas callejeras, etc....  pero para no alargarnos mucho, ya que no somos una revista que coloca artículos demasiado grandes, les dejamos el documental de RA y algunos sitios para que juzguen por sus propios ojos. 

Habrá que re-pleantearse ciertos paradigmas para ver si no sería mejor probar suerte como Dj en Sudáfrica, antes de en Estados Unidos o Europa.


No hay comentarios: