miércoles, 13 de abril de 2011

Trabajo y Fiesta, una realidad difícil de separar


La música electrónica ha sido quizá la cara a nivel mundial del prototipo de la fiesta del nuevo milenio.  Un pequeño nuevo Sodoma y Gomorra mezclado con un trance mental y meditativo difícil de explicar.  En todo caso, la realidad es que el concepto que tiene la gente en general de los Dj´s/promotores/productores, es de personas increíblemente felices que viven en drogas y de fiesta las 24 horas del día. 
Sí, eso también tiene algo de real, pero en la mayoría de casos la realidad supera por mucho a la ficción.  Cada vez más seguido miramos hoy en día conceptos nuevos que surgen y que tratan de cambiar los rumbos de nuestra región.  Muchas veces la gente se preguntará, que hace la diferencia?  Porque algo afuera pega y acá no?  Será la fama del Dj?  Será que la escena es mucho más fuerte? Será el retraso que llevamos tecnológico con el resto del planeta?
De nuevo, muchas de estas interrogantes responden a un sí.  Pero principalmente me respondo constantemente que en la gran mayoría, esta no es una razón justificable.  Sin duda tenemos problemas, sin duda nos falta mucho, pero no me cabe la menor duda que la razón principal es la falta de esfuerzo y trabajo departe de la gente en que estamos en esto(nos incluimos), que aún no nos ha llevado a lograr dar ese salto. 
Esto no sólo es en Guatemala, es el estigma de la gente que piensa, que la escena de la música electrónica a nivel mundial vive de la fiesta, por no decir de fiesta.  Sin embargo, pocos creo que verdaderamente piensan cuantas horas se invierten para poder sacar 1 solo tema a la venta en disqueras como Desolat, Kompakt, Paradigma y porque no en Armada o en Black Hole.  Esto es puro trabajo.  Hacer una fiesta, tener un sello es trabajo, hacer una conferencia es trabajo, tener una radio online es trabajo, todo esto debe de quedar claro.  Si bien es cierto hoy en día miramos nuevos conceptos de gente interesada que salen a la luz para tratar de ingresar a la escena y tratar de aportar algo a la cultura, tengamos claro que para llegar a los estándares que tanto admiramos, la respuesta solo radica en un solo lugar.  El trabajo.  

No hay comentarios: