martes, 15 de marzo de 2011

Lugares depresivos, obras magistrales

Si bien es cierto la música electrónica se puede decir que es uno de los géneros que más utiliza máquinas y elementos no naturales, no podemos decir que ella no sea inspiradora y por ello mismo muchas veces parecería que esta gente se inspirara en paisajes o experiencias sobrenaturales.  Pero la realidad es que en una gran mayoría, los mejores artistas de este género no han sacado sus ideas de los lugares más paradisiacos del planeta.
Para ello, ejemplo número 1, Manchester.  Pocas ciudades son tan obscuras, industriales y poco atractivas visualmente como esta.  En un país que de por sí, a pesar de estar plagado de arte, es gris prácticamente durante todo el año. Sin embargo, podríamos decir que de esta ciudad han salido los más grandes exponentes de la música avanzada.  New Order, Morrissey, Genesis y Carl Cox entre otros. 
Ejemplo número 2, Detroit.  Creo que muy pocas personas en la actualidad, por no decir muchos artistas no conocen esta ciudad.  La razón es muy básica, es una ciudad simple, industrial, vieja, un poco sucia y algo descuidada.  Sin embargo al parecer esto no frenó la revolución del Techno en el mundo.  Richie Hawtin, Magda, Kevin Saunderson, Derrick May, Carl Craig y todos los padres del género son amantes de la ciudad, esto sin contar a Eminem y Diana Ross.  La lista sigue pero pararemos acá.

Como tercer punto nuestra búsqueda nos lleva a un sector del planeta, que si bien es cierto es tan avanzado social y tecnológicamente que prácticamente no existe la pobreza, ni la enfermedad, la realidad es que un 70% del año lo pasa de noche.  ¿Que tanto más deprimente se puede poner? Suecia, Noruega y Finlandia son países bellos, que sin embargo tienen una tasa de suicidio muy alta, por el simple hecho de ser regiones con climas tan fríos y estar en una posición donde en 8 meses del año solo se tienen 4 horas de luz al día.  Un panorama coplicado, pero al parecer no tanto, sino que podríamos decir del famoso Swedish House Mafia.  Adicional a esto a la lista se le unen Eric Prydz, Royksôpp, A-Ha, Joel Mull y The Field entre otros. 
En fin podríamos seguir, pero creo que la prueba ya está más que comprobada.  Por eso llegamos a la pregunta.  ¿Dónde radica la fuente de inspiración para esta gente?  La respuesta que hemos encontrado es que al final la inspiración no necesariamente está relacionada con la creación.  Quizá su inspiración surge de la frustración de su ambiente y de la experiencias que divagan en su mente sobre lo que quisieran que fuera el espacio.  Pero más allá, la realidad es que estos lugares son excelentes espacios para trabajar.  La poca cantidad de distracciones disponibles funciona como un tipo de catapulta de ideas para plasmarlas y tener el tiempo para desarrollarlas.  Recientemente Phillip Jung de M.A.N.D.Y. se refería a su estudio en las montañas suizas como un lugar paradisiaco, donde sin embargo la belleza fue tan abrumadora y todo fue tan especial e inspirador que no pudo trabajar en nada.  Menciona de igual manera a Berlin, como una ciudad increíble pero donde se vive de fiesta y no de trabajo. 
Al final de cuentas esto no es una ecuación que se determine por medio de una fórmula, pero pareciera que muchas veces la solución radica en separar la inspiración del trabajo, y claro porque no decirlo, utilizar lugares aburridos, oscuros, fríos, sucios y deprimentes para poder sacar adelante lo mejor de ti.

1 comentario:

rod valdes dijo...

que buen articulo, y en realidad mucho de ello es cierto, en lugares donde a veces hay tanto para ver, hacer y conocer, quizas se divaga mucho en la creacion de una idea; sin embargo, en muchos lugares donde no hay tantos medios y recursos, surgen las ideas creativas y claro, las genialidades.