martes, 16 de octubre de 2012

James Holden y la nueva psicodelia




Es un hecho, la música psicodélica se ha modificado y ha cambiado sustancialmente.  No estamos hablando específicamente de Psichedelic Trance, hablamos más del espíritu de la psicodelia, remontarnos realmente a la escencia del género a comienzos de los 60´s.  Esos sonidos un poco crudos y a la vez tan dulces con toques de acidez auditiva en sus notas y melodías. 
Pareciera que el género murió.  Muchos dirían que eso es el Psichedelic Trance de ahora con Goa Gil y todo el clan de pseudo rockeros que hoy conforman esta escena que poco a poco ha decaído al comienzo de la nueva década.  Pero personalmente difiero con esto totalmente.  Sin duda el Trance en general es un género un tanto contemplativo y que bajo los efectos relacionados de las drogas psicotrópicas o psicodélicas parezca ser lo mismo, creo que no lo es. 
La nueva psicodelia es profunda y trae consigo una gama de colores mucho más grande de la planteada en los años anteriores.  Se comenzó a formar con distintas capas en los últimos años y sin duda la música electrónica fue su hogar, así como ha sido el metal que ahora duerme en los laureles del dubstep y algunos temas de Drum & Bass.  La nueva psicodelia la forma este nuevo tipo de música que realmente no tiene una definición pura o real, ni con ritmo, ni con sonidos, ni con estructuras y no estamos hablando de IDM.  Este género trata de fusionar lo orgánico con lo tecnológico para formar algo nuevo que a través de un proceso de súper síntesis forma capas auditivas que crean sensaciones distintas a las normales en un ser humano y a las que comúnmente transmite la música en general. 
Es por eso que en esta nueva revolución hay un padre, no sabemos si alguien lo nómino anteriormente, pero en caso dado no se haya dado lo hacemos hoy.  James Holden es el padre de la nueva psicodelia que forman la mayoría de sus artistas del sello Border Community y algunos otros como Apparat, Applescal, en ocasiones Max Cooper y en su lado un tanto más soft y con formato para la pista Henry Saiz quien sin duda combina lo mejor de ambos mundos.  En sus extremos más mentales se rozan artistas como Flying Lotus y en sus matices más delicados a sets del colectivo de Visionquest.  
Les dejamos algunas referencias para que se empapen un poco.  Esperamos que pronto en Guatemala se forme una nueva legión de la nueva psicodelia y poder disfrutar cada vez más de este género en nuestro país. 

+ info:



No hay comentarios: